Mecanizar con alcohol como lubricante

Mecanizar con alcohol como lubricante

Os he hablado muchas veces sobre como mecanizar con alcohol como lubricante, que no deja de ser un lubricante que todos tenemos a mano y que va perfecto para mecanizados ligeros. Hoy vamos a ver un poco mas en detalle.

El mecanizado del aluminio puede ser un proceso desafiante debido a su tendencia a la adhesión y la acumulación de calor, lo que puede causar deformaciones y daños en la pieza de trabajo y la herramienta de corte. Es por eso que los lubricantes son esenciales para reducir la fricción, disipar el calor y prolongar la vida útil de las herramientas. Además, mecanizar con alcohol como lubricante nos puede proporcionar un mejor acabado en las piezas, llegando casi al espejo.

Entre los muchos lubricantes disponibles para el trabajo del aluminio, mecanizar usando el alcohol como lubricante es una opción popular por varias razones. En este artículo, exploraremos las ventajas y desventajas de usar alcohol como lubricante en el mecanizado del aluminio.

Ventajas y desventajas de utilizar alcohol como lubricante

Veamos una serie de ventajas y desventajas, aparte del video que os dejo mas abajo donde se muestra un ejemplo de acabado entre usar y no usar alcohol isopropílico en el proceso de mecanizado con el torno.

Ventajas:

  1. Bajo costo: el alcohol es relativamente barato y ampliamente disponible en la mayoría de las tiendas de suministros industriales y químicos.

  2. Fácil de usar: el alcohol es fácil de aplicar y no requiere equipo especializado. Simplemente se puede aplicar con un paño o una botella de spray.

  3. No es tóxico: a diferencia de muchos lubricantes convencionales, el alcohol no es tóxico, aunque se recomienda trabajar en un lugar bien ventilado, pero no es comparable a otros lubricantes mas específicos.

  4. Excelente para operaciones ligeras: el alcohol es ideal para operaciones de mecanizado ligeras, como el corte o mecanizado de aluminio y la creación de piezas de precisión. Perfecto para dar un buen acabado a nuestras piezas maker en nuestros espacios de hobby.

  5. No deja residuos: el alcohol se evapora rápidamente, por lo que no deja residuos en la pieza de trabajo o en la herramienta de corte. Esto facilita la limpieza y reduce el tiempo de inactividad. Además, si usamos el alcohol isopropílico, con un contenido menor en agua, también cuidamos mas esas partes que puedan oxidarse.

Desventajas:

  1. No es adecuado para operaciones pesadas: debido a su bajo punto de inflamación, el alcohol no es adecuado para operaciones pesadas de mecanizado de aluminio, como el fresado o el torneado de alta velocidad. El calor generado durante estas operaciones puede provocar la ignición del alcohol, lo que puede causar lesiones o daños a la pieza de trabajo, la herramienta o incluso mas importante, el operador.

  2. Puede secar la pieza de trabajo: el alcohol es un solvente y puede secar la pieza de trabajo. Si se usa en exceso, puede provocar la formación de grietas en la pieza de trabajo, especialmente si se trabaja con aluminio anodizado.

  3. Puede causar corrosión: el alcohol no es adecuado para su uso en aleaciones de aluminio, ya que puede causar corrosión. Si no está seguro de si la aleación de aluminio que está mecanizando es compatible con el alcohol, consulte con el fabricante o un experto en aleaciones de metales.

  4. Puede afectar la calidad de la superficie: si se usa en exceso, el alcohol puede afectar la calidad de la superficie de la pieza de trabajo, dejando manchas o marcas de quemaduras.

  5. Aunque hablamos principalmente de usar el alcohol en aluminio, si queremos trabajar con otros materiales, también podemos encontrar incompatibilidades, como por ejemplo en algunos tipos de metacrilato.

Video sobre como mecanizar con alcohol como lubricante

En el canal de YouTube de Stefan Gotterwinter se publico un video que habla sobre si merece la pena utilizar alcohol isopropílico como lubricante para el proceso de mecanizado. Te adelanto que si merece la pena, y que es una opción muy económica y muy fácil de encontrar.

En las piezas que mecanizo con la CNC Desktop 500 v2 o cuando trabajo aluminio en el torno, lo suelo utilizar en el 99% de las veces. Además, lo podemos mezclar con WD40 para tener lo mejor de ambos líquidos, o si lo deseamos, solo utilizar WD40, aunque en el caso de este ultimo, siempre tendremos que acabar de limpiar la pieza porque el WD40 es aceite.

En conclusión, el alcohol puede ser una opción económica y segura para lubricar operaciones de mecanizado de aluminio ligeras. Es fácil de aplicar y no deja residuos. Sin embargo, no es adecuado para operaciones pesadas. Por cierto, el alcohol de curar, este que tenemos todos por casa también se puede utilizar perfectamente, si un día se te acaba la garrafa, en cualquier super mercado tienes alcohol y es perfectamente válido.

Aprovecho para recordar que en la sección de herramientas para makers del blog tienes infinidad de ideas que pueden ser interesantes para complementar tu espacio de trabajo. Desde maquinas a accesorios, pasando por productos, pinturas, etc.

Poco mas que añadir, una entrada para comentar las bondades de usar alcohol como lubricante en el mecanizado de aluminio. Dado su bajo coste y buenos resultados, merece la pena tener siempre a mano un poco. Muy socorrido cuando mecanizamos en la CNC y la fresa empieza a hacer sonidos malos, con un poco de alcohol mejoraremos mucho esa mal configuración de parámetros!

Espero que os haya gustado y nos vemos en la siguiente. 

Saludos,

Entradas relacionadas

Entradas mas recientes

Como convertir niveles de tensión

Si te has preguntado si se puede montar algo que convierta los niveles de tensión lógicos con un solo componente y enfocado al bajo consumo,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.